¿Qué pasa si no pago una multa de tráfico? No abonar una sanción

Todo aquel que tiene un automóvil vive con el miedo constante a las multas, estas sanciones o castigos se pueden evitar constantemente pero en algunas ocasiones la Administración y los agentes de tránsito determinan que hemos cometido una infracción incluso si no nos hemos percatado de ello.

Estás multas son como un desastre, llegan como un impacto repentino y sin previo aviso que afecta totalmente el curso normal de lo que sigue después, este conllevará a un gasto monetario o incluso nos podría dirigir a cumplir determinadas horas de servicio comunitario.

¿Se puede salir de estas multas? Claro que sí; pagando o cumpliendo con lo demandado, algo de suponerse, aunque existen probabilidades de que se aplique la prescripción, si pasa el tiempo planteado y no se le es notificado al conductor de que tiene una multa en ese plazo de tiempo, esa multa expira.

Pero ok, eso es muy difícil y extraño que ocurra, entonces otra salida, surge la pregunta ¿Qué tal si no pago dicha multa y la dejo pasar?

¿Qué ocurre si no pagas una multa?

Decidir pasar la multa (como por ahí siempre mencionan y que es un total mito) no hará que te libres de ella, es más; la multa apremia a los responsables, aquel que paga en el tiempo establecido sin recurrir, es premiado hasta con beneficios, descuentos del 50% que ayudan mucho al sancionado.

Entonces por otro lado, dejar pasar el tiempo establecido hará que pierdas todo derecho a beneficio, agregando que luego de este plazo de tiempo las autoridades tomarán actuación y se te aplicará un aumento del 5% por incumplir ese periodo en el que debías pagar (por así decirlo) aquello que debes.

Se puede ver de esta manera:

  1. Desde el día en el que se le notifica la existencia de una multa, tiene un período de 20 días para abonarla, hacerlo antes de este tiempo conlleva a la bonificación del 50%, o tiene la opción de pasar de este.
  2. Pasado estos 20 días se inicia el período ejecutivo. Se le aplica una recarga del 5%.
  3. Se le notifica providencia de aumento y se establece un nuevo plazo. Se le recargan otros 10%.
  4. Ahora viene un nuevo recargo del 20% más los intereses de demora.
  5. Una vez pasado el plazo nuevo que se fijó, se aplica una nueva providencia pero esta vez para el embargo de sus cuentas bancarias, todo esto hasta que se cumpla con la demanda.

Consecuencias de no pagar una multa

  • Se te embargan tus cuentas bancarias corrientes: esto es independientemente de la multa que sea y se hace para que cumplas con la demanda de la sanción.
  • La deuda incrementa desde un 5 hasta un 20%, haciéndola mucho más complicada de pagar y un dolor mayor.
  • Varios problemas legales entran en juego.

En conclusión, jugar con la ley y rechazar pagar algo que se te establece por una infracción cometida no es la mejor de las decisiones para salir del problema, ese 50% de bonificación puede ser un gran compañero para salir de dicho apuro.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *