Mapa de radares fijos, móviles, semáforo y de tramo en la Rioja. Listado DGT

Mapa de radares en la Rioja

Información y situación general de los radares en la Rioja

Actualmente la gran mayoría de radares en la Rioja ya están activos, en especial, los móviles, que se activaron con la operación Semana Santa que hubo este año, ya que era un periodo vacacional.

Pero, ¿por qué en este momento? Sencillo, se espera que el periodo vacacional un mínimo de más de catorce millones de vehículos se desplazaran por las principales carreteras, lo que implicaba que la Guardia Civil deberá empezar a trasladar los radares de la Rioja de una vía a otra.

Para lograrlo de forma eficaz, la provincia se armó con radares móviles, helicópteros Pegasus y aumentó el número de aparatos de control de velocidad fijos.

Nuevos radares instalados en la Rioja

Los nuevos radares móviles instalados en la Rioja actuarán en seis calles de la ciudad y se irán rotando.

Por ahora, se hayan en Madre de Dios, Carmen Medrano, avenida de la Paz, Duques de Nájera, Piqueras, y por último en Piquete y Murrieta.

Estos radares han sido instalados en estas zonas después de un cuidado estudio, pues los resultados de los mismos arrojaron que en ellas existen elevados números de atropellos, ya que suelen tener un alto índice de tránsito peatonal.

A parte de esto, se previene que se ubiquen otros radares en cercanías de centros de salud y centros escolares, entre otros. Por todo esto, también se han iniciado tareas para instalar señales informativas para indicar que hay radares en las proximidades.

De esta forma, el conductor sabrá las zonas dónde se encuentran los posibles radares.

La intención de todo esto es clara: evitar que en vías urbanas de La Rioja haya excesos de velocidad, en especial si contamos que el máximo permitido son 40 kilómetros por hora.

¿Cuáles son los radares que más multan en la Rioja?

Los radares en la Rioja que más multan se hayan ubicados en el descenso de Pecho de la Gata, justo al final del tramo de la llamada Nacional 232, que pasa por todo el centro del casco urbano Villar de Arnedo.

Poco antes del inicio de este descenso, a unos dos kilómetros, la zona se le conoce como un punto negro, es decir, una combinación peligrosa de exceso de circulación, tramo con curva y mucha velocidad.

De hecho, se supone que su velocidad máxima no debe superar los 50 kilómetros por hora y aún así los accidentes ocurrían de forma periódica.

De ahí que la solución fuera muy evidente, había que colocar en este punto negro un radar, justo en el punto kilométrico 371.8, lo que, de hecho, ¡ha hecho efecto!, ya que este radar se ha convertido en el que más multas promueve en La Rioja.

Tal es el impacto, que ha contribuido a acabar con la negra leyenda y estadística de la Nacional 232, así que, si vas a pasar por ahí ¡cuidado! 😉

Mapa de radares en la Rioja